De ocasiones inspiradas

Publicado: noviembre 4, 2013 en Uncategorized

Desde hace mucho no te tomo entre mis dedos. Desde hace mucho no acaricio tu cuerpo y desde hace mucho no sudo junto a tu tibia piel.

No dejo de pensar en lo bueno que era poder poseer toda tu finura, deleitarme con tu aroma tan amaderado, tan intoxicante.

Desde hace mucho queriendo apretarte  otra vez. Desde hace mucho queriendo dejar deslizar mi calor con tu espeso fulgor.

No te atrases, llega pronto y hazme ser tu dueño, el que te domina, el que te sostiene delicadamente para luego usarte y rayarlo todo. Así como tu rayas mi corazón.

Deslízate en silencio por la parsimonia de mi olvido.
     
Agárrate tan fuerte a los brazos de mis recuerdos.
    
Oblígate a mirarme fijo bajo las aguas de mi cama…

Desnúdate como el viento y sóplame las ganas.

nuestras miradas desconocidas que se abrazan a través de la brisa salada, sucumbiendo al deseo en el abismo de la espesa negrura estrellada.

Ahí, tú y yo, viviendo.

Haciendo libertad.

Haciendo noches largas.

Haciendo el amor.

Reinaldo Navas

Una absurda reflexión más

Publicado: junio 4, 2013 en Uncategorized

No sé qué será, ¿seré yo y mi absurda manera de no saber decidir? O el miedo, el miedo maldito que se apodera de mí y me corta toda posibilidad de ascenso, tanto en lo sentimental como en lo personal.

Siete años soltero es totalmente risible, ni que yo fuera el Jorobado de Notre Dame. Siete años sin enamorarme, algo mal debe estar ocurriendo, o los planetas se están alineando en zigzag o yo soy demasiado lineal para un siglo tan cambiante y desafiante como el que vivimos.

Veo como amistades tienen mucha más suerte que yo, se empatan rapidísimo, sin complicaciones, salen de una relación y a la semana ya están con otra conquista. He visto hasta gente bien fea con enamorados de la mano y es cuando digo yo: ¿qué coño está pasando? Creo que el problema es un 50 y 50. 50% las jugarretas del destino, que pueden ser esas malas gentes que se le cruzan a uno y lo que hacen es engañar y desilusionar. Y el otro 50% podría ser yo y mi inmadurez madurada de ser muy poco asertivo.

Es que a veces eso de ser tan indeciso o eso de querer buscar lo “perfecto” es una cosa que jode mucho, que tranca oportunidades. Y yo tengo que ser muy sincero, yo la he cagado más de una vez en el tema sentimental, le entrego mucho de mí a personas que no son más que oportunistas; o descarto a personas que son media feitas, pero que saben querer de verdad. Es muy complicado todo esto, se puede pasar la vida descifrando el por qué yo a mis 33 años de edad estoy soltero. Es que a todos se nos puede pasar la vida intentando buscar respuestas y en esa búsqueda siempre se vienen las típicas conjeturas, y decimos: no ese no, ese tiene 22 es muy carajito sólo está pendiente de tirar. O decimos: no ese no, ese es muy mayor, cómo le presento ese vejete a mis amistades. O decimos: esa tipa es muy regalada yo quiero una mujer para casarme no una puta; y cuando se casan dicen: que ladilla porque no me case con la puta. No nos entendemos, ¿o sí?

Lo cierto es que esto de tener pareja es un camino arduo e incierto, donde el destino, el karma, la suerte, la gracia y vaya a saber qué otras cosas más, juegan un papel determinante. Mientras tanto seguimos ahí en el “mercado” disponibles, dispuestos, con aptitudes; si, nosotros los solteros sabemos mucho de eso, estamos más que listos, pero el problema es que cuando se asoma apenas una pizca de posibilidad, un centímetro de romance, la cagamos con el montón de requisitos que le ponemos a la lista para aprobar al fulano candidato o candidata. Claro son siete años solos (aquí pongan los años que tengan ustedes), en todos esos años hemos tenido tiempo de sobra para inventar cada pendejada, esas cosas que deseamos en una chica o chico ideal, que cuando llega, lo perdemos por no cumplir los requisitos, y ahí decimos: ay no importa tal vez no era para mí, ya llegará el indicado (a). Y con eso nos aseguramos unos siete años más de soltería. Pero ¿cuál es el indicado(a)? ¡Cuál coño!

El otro problema es que a veces abrimos cancha, precisamente para darnos oportunidad a gozar y disfrutar de una compañía sin tanta burocracia romántica. Entonces damos rienda a una relación con posibilidades de (tres puntos suspensivos). Comenzamos a salir, cenas, cines, le presentamos el prospecto a las amistades, uno comienza ahí como a ilusionarse y ver que fluye todo. Las cosas parecen marchar bien y a pesar de que no cumple con tus gustos específicos, dices: Caramba su simpatía gana mucho. O decimos: es que besa rico, no importa si es orejón. Y a partir de allí te crees el cuento de que eso terminará en noviazgo y que por fin romperás la racha maldita del poco de años solterón. Pero, llega el día donde se pone a prueba todo y salen a relucir las verdades, tu prospecto da muestras de ser patán, mal educado, egocéntrico, que se la tira de coca cola y no llega ni a guarapo de papelón, de que su segundo nombre es “mentira” (osea Rafael Mentira) y aquello que creías una dulce ilusión, termina siendo un conato de relación que se va a la mierda. Quedándote así nuevamente en el principio de la carrera.

Total que así es esto, la vida es intentar, es escoger, es darse el coñazo y volver a la marcha. Pero también es cierto que nos cansamos y con 33 encima uno se cansa más, entonces damos por zanjado el tema y creemos dejar de intentarlo y es cuando nos decimos a nosotros mismos: yo he madurado, estaré solo, no me hace falta nadie, a mi no me vuelven a joder. Pero siempre somos vulnerables a la tentación y caemos. Supongo que será así… ¿hasta que encontremos, el amor?

Por: Reinaldo Navas

twitter: @reijosilver

04/06/13

De la nada al ímpetu

Publicado: octubre 4, 2012 en Uncategorized

Un cambio siempre es posible, siempre está dispuesto a ocurrir, aún cuando nosotros mismos no queramos. Día a día, enfrentamos situaciones similares, eventos iguales, repetitivos, que a veces nos aburren, o no. Pero de igual manera siempre hay algo que nos sorprende en algún momento y eso nos puede hacer felices o nos puede llevar a la tristeza. Una noticia puede generar muchas reacciones, un acontecimiento puede ocasionar muchas formas de reaccionar, pero lo bueno de todo es que aún en medio de un acontecimiento negativo que irrumpa nuestro ciclo diario, puede traer consigo un estado de felicidad remoto. Porque de todo se puede aprender, de la muerte de un ser amado, o del nacimiento de una nueva vida, de un ascenso laboral y hasta de ser despedido. La virtud está en poder ver lo que no ven nuestros ojos, ir al trasfondo de las cosas, sumergirse en lo poco evidente y encontrar el tesoro, porque el oro no está en lo más limpio y bonito, el oro está siempre en el más mugriento pantano, por eso hay que ahondar en los acontecimientos por más negros que sean; ése es el trabajo del ser humano que anhela ser diferente a través del CAMBIO.

Acostumbrase, es la caída del ser humano por excelencia. Habituarse a un espacio, a un círculo social, a una forma sola y única de pensar, trae abortos de desarrollo. Quedarse en la zona cómoda quiebra las bases de una vida que se sueña plena, para llevarla al más extremo vacío. Admirable es quien asume dejar lo que puede ser seguro, por lo que puede ser un fracaso con final de triunfo. La tarea más difícil es esa, soltarse de lo cómodamente gratificante y arriesgarse por lo nuevo que aún ni forma tiene; pero esa forma, el aspecto, se lo das tú con tu fe y con el ímpetu de tu anhelo por lo que realmente deseas ser y hacer. Así surge el cambio, evolucionar desde adentro y manifestarlo en acciones físicas, la vida misma nos llama a que día a día desafiemos los patrones estáticos y caminemos a lo que parece imposible, porque ser robots programados no tiene nada de divertido.

Ser valiente y negarse a lo que por años ha regido tu vida pero que ya no te funciona, ahí está el reto. Esforzarse y salir a forjar tu propio destino sin que nadie venga a regalártelo, ése es el cometido, el cometido de los que apuestan a cambiar y desarrollarse para lograr una vida con calidad optimizando lo que tienen, sin importar si es poco o mucho.

Nada dura para siempre, pero sí tu ímpetu de ganador y es esa la herramienta que te otorgará el trofeo de una vida mejor. Nadie más podrá mover tus fichas en este juego, nadie más sabe como transitar el camino que se diseñó para ti. Toma tu valentía y cambia, transfórmalo todo con tan solo una decisión, ¿lo mismo o lo nuevo?

Hay muchos caminos, pero sólo uno te llevará a experimentar el asombroso mundo que sueñas y que a veces ves imposible. Cambia, descubre ese camino y transítalo.

 

Por: Reinaldo Navas

 

De Noche

Publicado: julio 2, 2012 en Uncategorized


Amor te siento tan cerca, pero te pierdo en instantes.

Te hago el amor, cruzo tu sexo y zambullo mis labios en tu pecho.

Cambio el sendero de mis debilidades y amargo me río.

 

Soledad de vientos y grama robusta que se mete en mi piel.

Escarbo en los matices desgarbados, colándome en la arena.

Crece el sol y se hunden mis ganas sudadas, saladas.

 

Quiero correr desnudo y cruzar el mar, ahogarme y morir

Soplar aliento hacia la nada y ver las maravillas que no existen.

Quemo mi hermosura y me quedo con un alma que suele servir.

 

Se escurre diluida la sangre de mis manos y se esparce.

Son cumbres que se doblan hacia dentro y vuelven a nacer,

desde la ventana de mis ojos, sordos, mudos.

 Image 

Reinaldo Navas

27/04/11

Inspiración

Publicado: julio 2, 2012 en Uncategorized

Quisiera renacer en tus pupilas, montarme en la cresta de la ola de tu cabeza y remontar un vuelo profundo, exquisito, que encienda la luz de besos dorados cubiertos de estrellas. Quisiera enamorarme de lo dulce de tu voz, romperme en tus venas, verterme sin miedo, cubrirme de ti. Quisiera mirar por donde caminas y caminar por tu mirada, hacer tus pasos, moldear tu huella. Quisiera dejar este mundo y unirme en tu presencia, celebrar tus cumpleaños eternos sin escatimar nada.

La noche no siempre es fría, y tus manos no siempre están, pero las siento; me acarician en silencio y me despierto sublime bañado en tu aroma. Cierro mis ojos y ahí estas tú, nunca te vas, siempre presente, nunca caduco. Si yo pudiera ser mas, si pudiera ser lo que tus ojos miran, mataría mi voluntad y me entregaría a tu bondad, respiraría el cielo que tocas, la brisa que moja.

Quisiera vestirme de tus ropas, oler tus esencias, quebrarme como un perfume caro sobre el empeine de tus pies. Quisiera cantarte la mañana diaria, los pájaros arbolados, la noche callada. Mis lágrimas son agua serena que se vierte en tu regazo y se transforma en la pura paz que anhelo, y así respiro, y así suspiro.

Tengo tan poco. Sin nada me levanto todos los días, pero a tu lado me sostengo y me alimento. Me contengo en tus costillas para reír y alejar mis absurdas excusas. Tengo ganas de tus manos con las mías y tu voz sacudiendo mi espacio.

Quiero tener el privilegio eterno de tu palabra en el alba de mi sonrisa.Image

Un Momento

Publicado: julio 2, 2012 en Uncategorized

Mis sentidos se duermen en el abismo de las melodías del sonar del tiempo. Gasto mi cuerpo en el sudor de la nada y mi conciencia denota verdad en retazos de pasado, pasado que afilado apunta mi yugular y me despoja del poquito aliento que se supone ha quedado. Duelen los besos que no se dan y el sexo que inservible se presta, duele el rechazo de quienes no conocen lo que es ser yo, me duele la palabra escondida, la mentira fingida, esa que construye el mundo que ven nuestros ojos, pero que no es el mundo real donde realmente vivimos, un mundo que se quiebra en la gravedad del aliento de los muertos que viven. Nada soy por eso nada exijo solo pido lo que el cielo lance desde sus ventanas y me quedo callado, desnudo y descalzo. Frente a los ojos de LA SALVACIÓN.

 Imagen

TRANSPARENCIAS

Publicado: septiembre 2, 2010 en Uncategorized

Enfrentar una realidad no es fácil, muy pocos aceptan lo que son y nadie asume realidades tan absolutas, la mentira es, en definitiva el accesorio fantástico que nos acompaña a diario y nos libra de salir de la sombra y enfrentar los focos de la verdad despiadada. Pero resulta fatigoso y turbio vivir en la falsedad, entonces es cuando entramos, algunos, en un proceso de depuración y tratamos de ir poco a poco saliendo de la sombra e ir dándole forma a una vida que medianamente busca ser feliz, es cuando aceptamos nuestra verdad, sea cual sea, y caminamos por un sendero de liberación, no sé si realmente terminamos siendo libres, o más presos de canones sociales, pero la verdad es que la vida se nos hace como menos pesada y la ligereza de la confesión transforma nuestro interior, para así proyectar un estilo de vida un poquito más digno y como más congruente.

Aceptarte, aceptarse, decir la verdad, vivir la nueva vida. La que se tiene, la que mereces vivir, la que no te deja dolor en el alma (algunas veces), aunque cause dolor a los demás. Vive lo que eres sin mirar atrás y muere a la sombra.